Consejos de diseño de casetas de jardín

Si quieres poner una caseta de jardín en tu patio y tienes la suerte de tener espacio para una, el verano es el momento perfecto para empezar a construir.

Las casetas para jardín han dejado de ser un simple cobertizo revestido de acero para convertirse en un objeto de diseño que incluso puede añadir valor a la propiedad.

Así que, tanto si eres un jardinero que busca el lugar perfecto para guardar sus herramientas, como si necesitas un lugar de retiro (hola cueva de hombre), o simplemente quieres aumentar tus opciones de almacenamiento, esta versátil estructura podría ser la respuesta.

Esto es lo que debe saber antes de empezar:

Los cobertizos son a menudo una idea de última hora, pero no este. Su puerta corredera de acero y plexiglás, con un divertido diseño de chevron, le confiere un gran protagonismo.
Los cobertizos son a menudo una idea de última hora, pero no este. Su puerta corredera de acero y plexiglás con un divertido diseño de chevrones le confiere un gran protagonismo.

PLANIFICACIÓN

Antes de decidirse a construir, el primer paso es averiguar si su edificio requiere una solicitud de urbanización (DA) o un certificado de urbanización conforme (CDC).

La mayoría de los proyectos entrarán probablemente en la categoría de “desarrollos exentos”, debido a su pequeño tamaño y propósito.

Sin embargo, esto depende totalmente de la normativa de su ayuntamiento, por lo que es mejor que obtenga el visto bueno de ellos antes de empezar a construir.

El tamaño de la caseta de jardín debe ser proporcional al espacio que necesitas en tu jardín.

TAMAÑO

Una buena forma de determinar el tamaño de tu caseta es marcar una huella con un cordel de nailon y clavijas.

Después de colocar o medir algunos de los objetos más grandes -como un cortacésped, un banco de trabajo o incluso un sofá- dentro del espacio, podrás hacerte una idea del tamaño que necesitas.

No te olvides de tener en cuenta la puerta y las ventanas, e intenta dejar una distancia cómoda delante de los bancos y el equipamiento para poder moverte con facilidad.

Este proceso también te ayudará a saber si tu cobertizo necesita los trámites mencionados anteriormente.

Dependiendo del uso que vaya a dar a su caseta de jardín, puede optar por una gama diferente de opciones de almacenamiento y mobiliario.

LA CONSTRUCCIÓN

Diseñar tu cobertizo con la ayuda de un arquitecto o un carpintero local te permitirá crear tu espacio ideal, ya sea un elegante cubo con revestimiento de madera minimalista, una elegante vaina de hormigón con acentos modernistas y ventanas envolventes, o algo completamente diferente: las posibilidades son infinitas.

Si lo que busca es un proyecto sencillo para el fin de semana, puede comprar en su centro local de la casa los kits, que vienen precortados y parcialmente montados para una experiencia de construcción sencilla.

La tercera opción es optar por una vivienda prefabricada de una empresa de diseño. Antes de levantar las paredes, hay que preparar una base sólida y nivelada de hormigón, madera estructural o piedra triturada; esto suele ser responsabilidad del propietario, a menos que el constructor haya especificado lo contrario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *