Consejos para pedir un aumento en el trabajo

En un momento de crisis económica, el miedo y la inestabilidad se respiran en el ambiente. Esta es una de las razones por las que el grado de libertad y de valentía a la hora de pedir un aumento de sueldo disminuye.

Parece que tengas que conformarte con lo que ya tienes, sin embargo, no debes perder tu autoestima para luchar por tu propia valía. Y si crees que mereces un aumento de sueldo, entonces, ha llegado el momento de plantear esa posibilidad a tu jefe. Además, el inicio de año siempre es positivo para novedades de este tipo.

Por otra parte, puedes pensar en un aumento de sueldo cuando creas que no sólo cumples con tus objetivos dentro de la empresa, sino que además, aportas todo tu talento, te implicas en el proyecto, compartes tus ideas, das los mejor de ti mismo… En ese caso, muestra a tu jefe que tu nivel de rendimiento no es proporcional a la compensación económica que recibes a final de mes.

Por otra parte, en caso de que lleves mucho tiempo ganando lo mismo, entonces, también puedes intentar que esa situación cambie. No se trata de tener un precio marcado sino de intentar negociar, de que un jefe se dé cuenta de que debe valorar el talento de sus empleados porque en la medida en que un trabajador se siente valorado entonces, la empresa también funciona mucho mejor. La suma de talento es la base del trabajo en equipo. Y cuando un trabajador siente que no se le paga lo suficiente también termina rebajando su rendimiento.

Además, en caso de que sepas que un trabajador de tu empresa está ganando más que tú con una función semejante a la tuya entonces, también es un momento adecuado para poner las cartas sobre la mesa y mostrar tus derechos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *